El volcán de Santorini erupciona más cuando baja el nivel del mar

Los datos que muestran esta asociación se remontan al menos a 360,000 años

El nivel del mar influye en las erupciones del volcán de Santorini de Grecia, que está parcialmente sumergido (ver foto). Hay una relación entre los valores más bajos del nivel del mar y una mayor cantidad de erupciones.

NASA Earth Observatory

Read this article in English.

Cuando baja el nivel del mar, el volcán de Santorini se prepara para rugir.

Santorini es una isla volcánica que está en Grecia. Es parte de un grupo de islas que rodean el pico de un volcán. Antiguamente, el volcán entero sobresalía del agua, pero se derrumbó después de una violenta erupción hace unos 3,600 años. Esa erupción podría haber inspirado la leyenda de la ciudad perdida de la Atlántida.

Los investigadores querían entender mejor qué es lo que hace estallar a este poderoso volcán. Por eso compararon su actividad pasada frente a los niveles del mar que había documentados. Cuando el nivel del mar desciende 40 metros (131 pies) por debajo de su nivel actual, a Santorini le da un ataque de erupciones. En cambio, cuando el nivel del mar está más alto, el volcán permanece tranquilo. El equipo de científicos compartió su hallazgo el 2 de agosto en Nature Geoscience.

Es probable que el nivel del mar también afecte a otros volcanes, dicen los investigadores. Eso se debe a que la mayoría de los volcanes se encuentran en los océanos, o cerca de ellos.

Es fácil ver por qué un volcán en la costa o en una isla se vería afectado por el nivel del mar, dice Iain Stewart. Él es un geocientífico que no participó en el estudio. Trabaja en la Real Academia de la Ciencia de Jordania en Ammán (Jordania), que es un país del Medio Oriente. Tener en cuenta el nivel del mar podría hacer que los pronósticos de erupciones sean más acertados, dicen los autores del artículo.

Simulación de Santorini

Christopher Satow dirigió el nuevo estudio. Él es geógrafo físico en la Universidad de Oxford Brookes, que está en Inglaterra. El equipo de Satow creó primero un modelo computacional del volcán. En esa simulación se incluyía la cámara que alimenta el magma para las erupciones del Santorini. La cámara se encuentra a unos cuatro kilómetros (2.5 millas) por debajo de la superficie del volcán.

En la simulación, vieron que la corteza sobre la cámara de magma se agrietaba al bajar el nivel del mar. (Un nivel del mar más bajo significaba que había menos agua presionando, o haciendo fuerza, sobre la corteza para mantenerla unida). La corteza comenzó a romperse cuando el nivel del mar bajó 40 metros por debajo de su nivel actual.

Eso permite que el magma almacenado debajo del volcán se mueva hacia arriba a través de estas fracturas, explica Satow. El magma tardó unos 13,000 años en llegar a la superficie y provocar las erupciones. Cuando el nivel del mar volvió a subir, se necesitaron unos 11,000 años para que las grietas se cerraran y terminaran las erupciones.

animation of sea level rise, cracking crust and a volcanic eruption
Cuando el mar desciende al menos 40 metros (131 pies) por debajo del nivel actual, la corteza bajo el volcán Santorini (ilustración) comienza a agrietarse. Al seguir bajando el nivel del mar, esas grietas llegan hasta la superficie. El magma sube por las grietas y el volcán erupciona.Oxford Brookes University

Erupciones en el mundo real

El equipo de Satow quería saber si la computadora simula lo que sucede en la vida real. Las capas de roca en las islas de Santorini guardan pistas sobre las erupciones pasadas. Los sedimentos del lecho marino contienen evidencia de los niveles del mar en el pasado. El equipo comparó el historial de erupciones del volcán con esos registros del nivel del mar. Esos datos se remontan a 360,000 años.

Santorini ha tenido 211 erupciones bien datadas durante ese tiempo. Los niveles del mar eran bajos en las edades de hielo, cuando gran parte del agua de la Tierra estaba congelada en los glaciares. Y todas las erupciones, excepto tres, ocurrieron durante períodos de bajo nivel del mar. Eso coincide con las expectativas a partir del modelo computacional.

Santorini entrará ahora en un período de tranquilidad. La última vez que el nivel del mar estuvo 40 metros por debajo del nivel actual fue hace unos 11,000 años. Y el nivel del mar sigue subiendo debido al cambio climático. Entonces, las grietas en la corteza sobre la cámara de magma de Santorini deberían estar cerrándose.

Pero una erupción violenta en el futuro no es imposible. Después de todo, unas pocas erupciones ocurrieron en Santorini cuando el nivel del mar estaba alto.

Otros volcanes

El efecto del nivel del mar en Santorini es realmente fascinante, dice Emilie Hooft. Es geofísica de la Universidad de Oregón en Eugene, Estados Unidos. Ella dice que no le sorprende lo que descubrió el grupo de Satow. Eso es porque otros estudios han demostrado que los volcanes son sensibles a cambios en su estado de estrés, explica.

Por ejemplo, después de que se derritieron los glaciares que había por encima de los volcanes de Islandia, que queda en el Atlántico norte, se ha visto un aumento en las erupciones. El motivo es similar al de por qué al bajar el nivel del mar se despierta el volcán de Santorini. El retroceso del glaciar reduce el peso que hay sobre la corteza terrestre en los volcanes de Islandia. Eso permite que más magma subterráneo suba hasta la superficie.

Es probable que el nivel del mar afecte a los volcanes de todo el mundo, dice Satow. Pero cuánto los afecta, es algo que probablemente variará. Algunos serán muy sensibles a los cambios en el nivel del mar, comenta. Otros quizá no muestren casi ningún impacto. Las erupciones dependerán de muchos factores. Uno es la profundidad de la cámara de magma que alimenta un volcán. Otro factor es la calidad de la corteza sobre esa cámara.

Pero si el nivel del mar afecta a cualquier volcán que está en el océano, o cerca de uno, cabría esperar que todos estos volcanes estén sincronizados, dice Satow. Y eso, añade, sería “increíble”.

Maria Temming is the assistant editor at Science News for Students. She has bachelor's degrees in physics and English, and a master's in science writing.

More Stories from Science News for Students on Earth